viernes, 19 de julio de 2013

LA MADRE DE TODAS LAS VAGINAS


René Magritte, ilustración para "Madame Edwarda", 1946



La madre de todas las vaginas,
Imperio de flujos y secreciones que asoma cada mañana
Su rostro anaranjado de polillas e infecciones.  

Vagina dentata,
Vagina regia,
Vagina oblicua.   

Vagina de quieta zozobra,
Columpio de erecciones retorcidas
Que saluda desde un balcón de los delirios.

Vagina homérica,
Vagina olímpica,
Vagina plástica.   

Vagina de la primera mujer
Nacida del primer prepucio
Volcán del original fornicio.

Vagina telúrica,
Vagina vaga,
Vagina mágica.  

Vagina oceánica donde nadan los anhelos
De inmortalidad de sexo y alma.
Gastronomía de recóndita entrepierna. 

Vagina pélvica,
Vagina efébica,
Vagina selvática. 

Vagina eléctrica,
Vagina ecléctica,
Vagina errática.

Vagina sorda,
Vagina gorda,
Vagina cuántica.

Vagina corva,
Vagina torva,
Vagina elástica.

Vagina siderúrgica de amaneceres quebrados
Que recibe melancólica al otoño.
Coro efímero de lamentaciones
Y pelotón de las torpezas de los amantes huidizos  

Vagina escénica, radiofónica y cinematográfica,
Vagina de champagne y ambrosía.
Vagina de viernes impúdico.

Vagina que susurra en la medianoche como un tren a vapor. 

Vagina amueblada de espantos.

Vagina que es principio y final, vagina de la madre, de la hermana y de la hija.

Vagina de ácido sulfúrico y nitroglicerina.

Vagina que es mundo en el que vivo. 

Vagina que no sabe cerrar un poema. 

Vagina que es universo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario